Practicas bancarias abusivas (I)

Por suerte o por desgracia, todos necesitamos los servicios de las entidades de crédito, pero si analizamos su comportamiento, los bancos nos dan un paraguas cuando esta soleado y nos lo quitan cuando esta lloviendo.

No hay nada en este mundo que me remueva mas que se cometa un atropello. Si este atropello es contra mi o uno de los mios…

Desde esta entrada, voy a comentar casos reales de atropellos cometidos por entidades financieras. A muchos de vosotros os va a pasar, (si no os ha pasado ya) lo mismo, por lo que podéis seguir las siguientes indicaciones (siempre guiadas por abogado o el Banco de España). También quiero decir, que no me hago responsable de lo que pueda pasar al seguir estas instrucciones, puesto que cada caso es un mundo, pero si todos actuaran igual, quizá los bancos no nos quitarían tantos paraguas.

También quiero recalcar que los bancos son negocios, no nos las hermanitas de los pobres, ellos estan para ganar dinero, por lo tanto, compran y venden dinero. A mucha gente le puede sonar un poco raro eso de compar y/o vender dinero, pero es asi. Su negocio se basa en ello y nosotros, como clientes, hay veces que les vendemos dinero a ellos (domiciliando nuestra nomina o con imposiciones a plazo) y otras les compramos dinero (creditos y demas) y todo ello tiene un coste, principalmente en intereses y comisiones.

He trabajado en banca un tiempo y el director de mi sucursal siempre decía que los clientes, a fin de cuentas debían ser rentables. Es decir, el rendimiento total de un cliente debía ser positivo. A algunos les perdonábamos las comisiones en la cuenta, a otros les bajábamos un poco el interés (siempre teníamos una pequeña horquilla) y a otros les dábamos las tarjetas de crédito libres de comisiones… todo dependía del grado de vinculación del cliente con la entidad, pero lo que no era viable, era tener un cliente que nos costara el dinero y es comprensible, cualquier negocio haría lo mismo.

Una vez puestos en antecedentes, empezaré a comentar en las siguientes entregas lo sucedido personalmente con “La Caixa”, una de las entidades mas fuertes del país. De hecho, es la caja de ahorros mas grande de Europa, por lo que no estamos hablando de ninguna tontería.

En la siguiente entrega, hablaré de mi primera etapa con La Caixa, todo era muy bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *