Hace mucho tiempo que no escribo sobre vending y la verdad es que tengo las máquinas como un reloj. Mis averías no suelen pasar de algún pequeño atranque debido a un descuido. Desde que me he desecho de cierta marca de máquinas, las intervenciones técnicas han bajado una barbaridad, pero tengo una máquina mucho tiempo parada en el taller y como estoy en vacaciones he decidido resucitarla. Despues de limpiarla bien y cambiarle un par de bombas, me encuentro con la desagradable sorpresa que la caldera no calienta.

Antes que ponerse a desarmar, siempre hay que ir a lo fácil, que es comprobar tensiones, pero llevando mucho cuidado por el riesgo que conlleva (230V) y por otra parte, porque no siempre el multímetro da respuesta a tus problemas.

En mi caso, cuando conecto el multímetro a los bornes de la resistencia, me marca 230V, pero sin embargo no calienta. Es habitual que pase esto y te vuelvas loco buscando la solución. Lo que yo hago es conectar una simple bombilla y comprobar que realmente se encienda. ¿Por que pasa esto? Porque efectivamente hay 230V pero no tienen la suficiente fuerza por llamarlo de alguna manera como para encender una bombilla.

La mayoría de las veces, ante esta avería, tendremos que llevar la placa a reparar, con el consiguiente coste ademas de la perdida de tiempo que conlleva, pero si somos un poco manitas y no nos da miedo coger el soldador y el estaño, podremos reparar la placa nosotros mismos cambiando un simple componente electrónico llamado TRIAC.

¿Qué es un TRIAC?
Básicamente y simplificando mucho hace la función de un transistor pero con corriente alterna. Este componente consta de tres patillas. Dos de ellas son los ánodos y la otra es la puerta (GATE). Por los ánodos circula la corriente alterna del dispositivo que queremos controlar y la puerta hace de interruptor. Evidentemente hace falta una corriente mínima para activar la puerta.

Este TRIAC, por alguna razón suele romperse y el resultado es que no deja pasar la corriente a la caldera. La reparación es tan sencilla como cambiar este componente por uno que tuviera las mismas especificaciones o superior puesto que por el va a circular bastante corriente y si ponemos uno menor podría «quemarse» facilmente. En mi caso es un TRIAC de 800V y 24A… pero haciendo caso omiso al consejo que os acabo de dar y como no tenía otro a la mano, he puesto un TRIAC de 600V y 16A. Creo que sigue habiendo bastante margen de seguridad y bueno, el tiempo dirá si ha funcionado.

El encender de nuevo la máquina, seguía sin calentar, pero una rápida ojeada me he dado cuenta que había saltado el clixon de la caldera. Lo rearmo y esta vez si, a calentar…





Como siempre, puedes invitarme a un café o un refresco. Gracias.

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.